Lluvia


Me siento a ver la lluvia caer. Siempre me ha gustado hacerlo, me trae una extraña mezcla de tristeza y nostalgia.

Me siento a ver la lluvia caer. Ahora parece que soy yo quien le presta la tristeza a la lluvia, la invito a beber de ella pues a mí me sobra.

Me siento a ver la lluvia caer, y ya no distingo si llueve más afuera o adentro, las lágrimas como un caudal corren a juntarse con las lágrimas de la lluvia.

Me siento a ver la lluvia caer, y junto con la lluvia veo como mi vida se derrumba.


--
imagen de acá

10 comentarios:

andrés dijo...

Wow Marito - genial.. la verdad me encanto, una oda a la destruccion no rponosticada.

Genial men, de verdad.

Saludos

Palas dijo...

me pasa lo mismo... adoro ver llover... escuchar llover... no es tristeza es nostalgia!

Paso a saludar jejej besos!!!

Terox dijo...

Qué curioso cómo la lluvia siempre evoca esos sentimientos... me pregunto si será algo cultural o simplemente está implantado en nuestros genes...

Julio Córdoba dijo...

Creo que es cultural pero al mismo tiempo epidémico...

Karina U. dijo...

Lluvia... para mí la externa siempre trae deseos, recuerdos de una tarde en un sillón, al lado de la persona que amo, entonces involucra felicidad y amor. Pero la interna, la que a veces cae por dentro y moja cada parte de mi ser, me entristece, me derrota y me limita. Pero lo bueno es que siempre encuentro con qué secar lo que deja con su paso, y cómo reparar lo que destruyó en algún momento... Y eso ocurre cada vez que llueve, por fuera, y te tengo a mi lado.

Buen post mi amor, te amo.

Amorexia. dijo...

cuando más solo estaba y me ponía a llorar, simepre mi hija hacía llover para que yo dejara de llorar, siempre lo logra, susu manos son mi alegría, y su sonrisa, este texto inevitablemente me puso a pensar en ella.

Excelente

Deshora.

Jeanne dijo...

Me gusto mucho, por que quizá alguna vez me sentí asi, me encanta la lluvia... me hace pensar, sacar una parte de mi que casi no quiero oír.
Abrazo desde Perú

Mario_ergosum dijo...

andrés: Pues sí, así llega la destrucción, sin previo aviso, sin anunciarse, nada más llega y se entroniza a sí misma.
Saludos...

Palas: Sí Palitas, la lluvia trae ese efecto consigo.
Saludos de vuelta.

Terox: Es buena pregunta, no sé si será innato o cultural, sería bueno descubrirlo.
Saludos...

Julio Córdoba: ¿Será epidémico?, jeje... como que viene con las lluvias de octubre.
Saludos...

Karina U.: Que bella comentario! Pues sí, una tarde lluviosa en el sillón, a lado de la mujer amada, estando tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía, y tú te adormeces con mi sueño. Y así, la lluvia llena, lava y renueva por dentro y por fuera, a tu lado...
Te amo...

Jeanne: Primero que todo bienvenida, siéntete como en casa.
Que dicha que te gustó, la lluvia externa hace que uno haga introspección y piense en sí mismo.
Un abrazo, bienvenida...

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

ME encanta ver llover. Me relaja tanto.

Depende de mi estado anímico, me pone nostálgica o llorona.

Siempre he querido llorar mientras la lluvia me moja y se lleva mis lágrimas. Debe ser una sensacion de limpieza inexplicable!

Saludos Marito

Mario_ergosum dijo...

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°*: Bueno, unida al amplio grupo de observadores de la lluvia.
Y la verdad me gustó eso, debe ser una sensación bella, dejarse mojar por la lluvia externa e interna.
Saludos...