[Libro] Demian

Demian
Hermann Hesse (Alemania, 1877-1962)
1919


“El pájaro rompe el cascarón. El cascarón es el mundo.
Quién quiera nacer tiene que destruir un mundo.
El pájaro vuela hacia Dios. El dios se llama Abraxas”


En otra ocasión les había comentado sobre un par de textos cortos de este premio Nobel de literatura: Alma infantil y Mes de Julio; en esta ocasión le toca el turno a una pequeña novela que Hesse publicó bajo el seudónimo de Emil Sinclair, nombre del protagonista de la misma, cuando aún la humanidad no se terminaba de reponer del desastre causado por la primera Guerra Mundial.

Esta novela relata en primera persona la juventud (y el paso a la vida adulta) del protagonista Emil Sinclair (de ahí que se haya publicado con este seudónimo); por lo que es considerada un Bildungsroman, es decir, una novela de formación.

Con el imperdible estilo de Hesse, una mezcla interesante de literatura, filosofía y psicología (en este caso es cargada de muchos aspectos psicoanalíticos) se presenta una serie de planteamientos que muestra la necesidad de que la humanidad completa se mueva a una nueva forma de vida y convivencia donde se sobreponga la razón a la violencia.

Presenta argumentos como la dicotomía entre el mundo de la luz y la oscuridad, el idílico mundo bueno y el naturalista mundo real; argumentos bíblicos explicados de una manera alternativa (el estigma de Caín; Dimas y Gestas, los ladrones crucificados junto a Jesús de Nazaret y llamados, en el mismo orden, el bueno y el malo; la lucha de Jacob contra un ángel) y la integración de todo esto en una nueva ideología, en que se venera la realidad completa y no solo una parte de ella.

Personalmente me agradó mucho la novela, y la recomiendo a todo el que quiera leerla. Me puso a pensar bastante sobre algunos aspectos en ocasiones tomados como presupuesto, por ejemplo, ¿como cambiaría el estilo de vida si la religiosidad (y la sociedad en general) no se basara solamente en la bondad y lo socialmente considerado como bueno?, ¿cómo sería la vida de un creyente que adorada a un dios que fuera tanto bueno como malo a la vez?


“Descubrí el gusto a la muerte. La muerte sabe amarga porque es nacimiento, porque es miedo e incertidumbre ante una aterradora renovación.”

7 comentarios:

KagosaVampire dijo...

A mi me encantó. Creo es como una gran metáfora. Lo absorbe a uno porque es un poco perturbador y raro.
Un amigo me decía que dado lo que siempre le enseñan a uno, bien y mal, pensar que Demian "ayuda" en cierto modo a Emil hace que uno se sienta raro. Yo le decía que Demian es la parte "mala" que tenemos todos... Y gracias a eso existe un balance, como un ying yang interno.

Terox dijo...

Creo que lo leí... pero hace tantísimo tiempo...

Amorexia. dijo...

Tan vigente aún que asusta... somos leves y eternos.

Deshora.

el culé dijo...

suena interesante, saludos

P. Vargas dijo...

No lo he liedo, pero voy a tener que tomarlo en cuenta para futuros viajes de trabajo, suena bastante interesante, y con el comentario de Karo, me picado aún más...

Saludos amigo, es un gusto tenerte de vuelta, nos seguimos leyendo, un abrazo!

Mario_ergosum dijo...

KagosaVampire: Claro, una gran metáfora que aún hoy es muy vigente, y como bien dices es perturbador y absorbente.
Para mí Demian no era solo la parte mala, de hecho era un punto de equilibrio, era mostrarle la forma alternativa de ver las cosas, no todo es negro ni todo es blanco, y menos aún se puede decir que tanto el negro como el blanco es lo mejor.
Más bien gracias por la recomendación Karito, siempre me recomiendas buenos libros...
Un abrazo corazón...

Terox: En todo caso vale la pena una relectura.
Saludos...

Amorexia: Mejor forma de decirlo no hay, leves y eternos... Ni blancos ni negros.
Saludos...

el culé: Llegale a la lectura fren, totalmente recomendada...
Saludos...

P. Vargas: Te queda el encargo bro, es muy interesante y se lee rápidamente. De hecho Karo fue quien me lo recomendó.
Saludos...

Anónimo dijo...

Couldnt agree more with that, very attractive article